Cómo desmaquillarse paso a paso

Es importantísimo para mantener una buena piel, el desmaquillarse a diario, sobre todo por la noche. Te hayas maquillado o no durante el día, es imprescindible que por la noche realices una rutina de limpieza de tu rostro.

NO permitas que la pereza antes de irte a la cama se apodere de ti. Sé que a veces es muy duro, sobre todo después de una fiesta o si has llegado muy tarde a casa, lo único en lo que piensas es en ponerte el pijama y a dormir, pero intenta sacar cinco minutos y en último caso, ten siempre en casa toallitas desmaquillantes, ¡pero ojo! No te acostumbres, recurre a ellas solo en momentos SOS.

Por la noche es cuando nuestra piel más se regenera y ha de estar limpia de maquillaje, grasas que se acumulan durante todo el día, polución, etc. Por eso, aunque no te maquilles, la polución , contaminación y sebo, también hacen mella en tu piel y debes cuidarla.

DESMAQUILLARSE LOS OJOS

PASOS A SEGUIR.

Como siempre te digo, tu piel ha de estar limpia e hidratada. ¿Cómo lo hacemos antes de dormir?, pues aquí va:

  1. Humedece tu rostro con agua tibia y utiliza un gel limpiador. Con movimientos suaves y circulares masajea todo tu rostro y procede a aclararlo. Después sécalo con una toalla, mejor si es oscura y la utilizas solo para este fin, porque probablemente se impregne de la máscara de pestañas que hayas utilizado.
  2. Retiraremos el maquillaje de los ojos con un desmaquillador específico para este zona, debido a su especial delicadeza.  A mí particularmente, me gustan los tipos bifásicos. Este producto lo has de agitar para que se mezclen las dos capas y verter una pequeña cantidad en un disco desmaquillador (los de Carrefour y Lidl son buenos y baratos). Esperamos uno segundos para que se reblandezcan  la máscara de pestañas y no arrancarlas y   arrastraremos suavemente el algodón hacia abajo, con cuidado porque es una zona muy delicada. Cambiamos de algodón todas las veces que haga falta.

Doblando el algodón podemos limpiar la zona de las pestañas inferiores, siempre con mucho cuidado.

  1. Podemos utilizar el mismo producto para los labios que el de los ojos.

Cambiaremos el algodón todas las veces que haga falta hasta que salga limpio.

  1. Para el rostro aplicaremos una loción limpiadora (para pieles sensibles por ejemplo), que retiraremos con un disco desmaquillante, con movimientos desde el centro del rostro hacia fuera y repetimos hasta que el algodón salga limpio. Haremos especial hincapié en las zonas del rostro, barbilla, nariz y frente que son las zonas donde más grasa (sebo) se acumula.
  2. Con otro disco desmaquillante aplica un tónico, que refresque tu piel y elimine los últimos restos de maquillaje que pudieran quedar.
  3. Es el momento de aplicar tu crema de hidratante de noche, específica para ti, según tu edad y tu tipo de piel y momento también de contorno de ojos, aplicado a toquecitos.

Es fácil desmaquillar nuestro rostro y es muy necesario si quieres conservar una buena piel. Recuerda que los cuidados que le des a tu piel ahora, son los que se reflejarán en el futuro, no escatimes en ellos. Ahora ya tenemos nuestra piel lista para que pueda descansar toda la noche.

Leave a Reply