Escote: cuidados

Una de las mejores armas de toda mujer es

 un escote bonito y bien cuidado, de nada sirve tener un rostro juvenil, si el escote dice lo contrario con su aspecto descuidado y envejecido. Con los cuidados adecuados se verán siempre tersos y juveniles.

Los cuidados que toda mujer

debe tener es cuidar el escote de los estragos que le puede causar la exposición al sol, ya que la piel desde el cuello hasta el inicio del pecho es muy sensible y fina, por lo tanto frágil, al igual que la cara y los brazos son las partes más expuestas al sol, además hay otros factores que contribuyen a maltratarlos como el aire, el frío, la sequedad ambiental, etc.

La forma de evitar este maltrato al escote, es utilizando una crema hidratante con protección solar superior a 15. Pero si la piel es fina y clara deberás emplear una crema con pantalla total, deberás tener los mismos cuidados que le das a tu cara, utilizando diariamente las mismas cremas hidratantes, durante el día bastará con una ligera y en la noche una más cargada. Una vez a la semana usa un producto exfoliante para eliminar las células muertas, hazlo de preferencia con un cepillo suave para masajear la zona del escote, debes tener en cuenta aplicarlo con la piel limpia.

Si hay presencia de manchas o envejecimiento de la piel te sugerimos visites a un dermatólogo, para que te recomiende la crema despigmentante más adecuada a tu piel o de ser necesario hacerte un peeling químico o mecánico, si la piel del escote está muy estropeada y requiere de otro tipo de tratamiento.

También debes tener presente que a la par de los cuidados estéticos, son muy importantes los ejercicios adecuados y una buena postura corporal, como por ejemplo poner recta la espalda y levanta la cabeza, echando los hombros hacia atrás, incrementando el efecto seductor de esta parte de tu anatomía.
Utiliza un buen sujetador para evitar la flacidez propia de esta zona y al finalizar tu baño diario, un chorro de agua fría le dará tersura y tono a tu escote.
Realiza ejercicios de tonificación por lo menos tres veces por semana, para mantener firme los músculos de los pectorales.

Haz estos ejercicios:
*Realiza movimientos circulares de hombros y brazos, hacia delante y hacia atrás.

*Realiza tres series de fondo, en el suelo, abre bien los brazos, cruza las piernas y apoya las rodillas procurando que el cuerpo esté alineado. Descansa dos minutos entre cada serie. Si te resulta difícil, empieza haciéndolas de pie, apoyada en la pared.

*Realiza ejercicios con pesitas, coge un par de mancuernas y sujétalas con los brazos en un ángulo de 90º, el codo en línea con el hombro, crúzalas por delante del pecho, haciendo fuerza con los pectorales, haz tres series de 15 repeticiones, descansa 5 minutos entre cada serie.

*Durante el embarazo deberás tener un cuidado especial a fin de evitar las temidas estrías utilizando las cremas hidratantes de manera intensiva, durante y después del embarazo para evitar la flacidez del escote, durante la lactancia continua con el tratamiento y además realiza los ejercicios antes mencionados.

Leave a Reply