Maquillajes según tu piel

A continuación, te daremos algunos trucos para que presumas de rostro perfecto sin mucho esfuerzo.

La base de maquillaje

Lo primero que debes hacer es preparar el rostro para que la aplicación del maquillaje sea más efectiva. Para ello puedes elegir entre dos opciones:

–          Si tienes una piel buena, la crema hidratante será suficiente.

–          Si quieres eliminar imperfecciones o iluminar tu rostro, utiliza una buena base de maquillaje. Cada base posee sustancias hidratantes y componentes diversos según el problema que se desee tratar.

Para aplicar la base de maquillaje existen algunos trucos que conviene que conozcas:

–          La base siempre se aplica en pequeñas cantidades para conseguir luminosidad.

–          Puedes aplicarla en todo el rostro, en las zonas que necesites (granitos, imperfecciones,…) o en los puntos clave para crear luminosidad: alrededor de los ojos, contorno de labios, frente, pómulos y barbilla.

–          También puedes mezclar la base o crema correctora con el fondo de maquillaje para conseguir mayor efecto iluminador.

Existen diferentes tipos de bases de maquillaje o cremas correctoras y cada una de ellas cuenta con diferentes elementos para resolver cada tipo de problema: el blanco (que forma un fondo homogéneo muy natural), el rosa (que rejuvenece la piel, la unifica e ilumina), el malva (ideal para iluminar la piel), el verde (perfecto para esconder las imperfecciones) y azul (apropiado para las pieles más oscuras y por la noche).

Antiojeras

Este producto es uno de los más efectivos,  ya no sólo porque es el mejor truco para acabar con las ojeras sino también para disimular el resto de imperfecciones como cicatrices, manchas solares, etc. Los antiojeras se presentan de muy diferentes formas: lápiz, crema, barra, etc. por lo que hay que elegir el que más convenga a nuestro tipo de piel y al problema que queremos tratar.

Fondo de maquillaje

La misión de los fondos de maquillaje no es corregir los defectos, sino potenciar los efectos del resto de productos de maquillaje. Se pueden encontrar en diferentes texturas y tonos para cada tipo de piel.

En cuanto a las texturas, podemos distinguir entre la crema, la crema compacta o los polvos compactos.

Por otra parte, otro de los trucos de maquillaje más importantes es saber qué tono de fondo de maquillaje le va a tu piel:

–          No hay que intentar cambiar mucho el color natural de la piel ya que quedará artificial. Por ello, el primero de los trucos de maquillaje para el fondo es escoger el tono que más se parezca a tu piel.

–          El beige neutro le va bien a todos los tonos de piel.

–          Es recomendable elegir sólo un tono de fondo de maquillaje, aunque los profesionales utilicen dos o tres para conseguir el tono deseado.

–          Para las pieles más pálidas o de aspecto enfermizo, los mejores trucos de maquillaje de rostro son cubre-ojeras, bases de maquillaje o coloretes. No es conveniente tratar de cubrir el rostro con un fondo de maquillaje de otro color.

Leave a Reply